España es un país en el que el deporte está muy presente. Un territorio nacional en el que la práctica del deporte y su seguimiento mediático ha adquirido un papel primordial en la sociedad. Raro es el día en el que no hay deporte televisado, raro es el día en que una persona (o en su entorno) practica un deporte en particular.

Uno de los más populares en el mundo es el fútbol, sin lugar a dudas, pero una nueva corriente deportiva se ha abierto paso en España, dado que su práctica es sencilla, permite trabajar fisiológicamente a sus jugadores y practicantes. El pádel sigue ganando adeptos, cada vez son más las personas que se trasladan a unas instalaciones deportivas para practicar encuentros de pádel.

Sin embargo, al igual que otros deportes, también existe a nivel profesional, y en España existen diferentes torneos en los que los respectivos jugadores quedan emparejados y clasificados en el Padel Pro Tour/ bwin. En esta tabla clasificatoria se encuentran localizados los mejores jugadores de pádel del país, por lo que su nivel es extraordinario y competitivo.

En la actualidad se pueden encontrar hasta 740 jugadores a nivel profesional en toda España, que quedan reflejados en esta clasificación nacional y que, tras la última actualización por parte del máximo organismo nacional, presenta a Juan Martín Díaz Martínez como el mejor jugador de pádel, con 1795 puntos, empatado a puntos con el segundo clasificado, Fernando Belasteguin. En tercera posición, cerrando el podio, se encuentra Pablo José Mongelo de Lima, a más de 200 puntos de diferencia. La tabla de jugadores profesional la cierra, en último lugar, se encuentra el joven José Villalonga Sáez, con tan sólo un punto.

Recordemos el que el PPT 2013 sigue paralizado por una disputa judicial con la Asociación de Jugadores Profesionales de Pádel (AJPP), lo que influirá en como esos rankings cambian a lo largo del año. Pero bwin.es aún saca apuestas esporádicas para algunas competiciones de pádel, donde podremos ver algunos de esos jugadores en acción. Una buena forma de estar atentos a este deporte mientras no se resuelva el problema de la PPT.

Evidentemente, lo que más predomina son las partidas amateurs, donde el único motivo es el ocio, y que invade, cada vez más, las instalaciones de cientos de polideportivos españoles practicando un deporte que ha adquirido caché y popularidad, y que a día de hoy, incluso, permite gestionar una organización a nivel nacional y que existan jugadores que puedan dedicarse a ello de forma profesional.