Miguel Lamperti padel y jugador de poker

Cada día es más habitual ver deportistas de elite de todas las disciplinas, algunos de ellos tras retirarse y otros en activo, que se dejan seducir por el póker. Puede que sea el tratarse de un juego mítico o bien la descarga de adrenalina de la competición, pero tiene algo especial que atrae a grandes figuras de todos los ámbitos.

El mundo de la raqueta no podía ser menos y ya hemos visto muchos ejemplos como son los casos de los tenistas Gaël Monfils, Boris Becker o el propio Rafa Nadal, todos ellos imagen en su momento de PokerStars. Y como demuestra Nadal, no solo se trata de una cuestión publicitaria, el balear se ha entrenado duro para conseguir un buen nivel practicando en las mesas de póker en línea y sin duda lo ha conseguido. Ya ha logrado su primer triunfo en vivo en un torneo benéfico en el que se impuso a otras celebridades.

Otro caso conocido es el del danésGus Hansen, uno de los mejores jugadores de póker del mundo y que es un virtuoso del squash y el racketlon, en los que ha representado a su país en alguna ocasión.

Pero el pádel también tiene un polivalente personaje que encaja en esta teoría y ese no es otro que Miguel Lamperti. El argentino que es de sobra conocido por todos los amantes del deporte de la pala, ya ha disputado el NLH Deepstack Turbo Freezeout de 150 € + 15 €, del Estrellas Poker Tour de Madrid de 2012, el mayor circuito nacional de póker,  terminando en una más que meritoria octava posición. A finales de ese mismo año también disputó el Super Stack Series de Madrid en la modalidad de No Limit Hold’em y terminando en la posición 25.

Este argentino de 35 años, afincado en España en 2006 ya tiene un currículum notorio en el pádel. Tras haber comenzado a jugar con 12 años, en su juventud trabajó en una fábrica de palas donde combinaba su jornada laboral con las clases de pádel que impartía entre personas de todas las edades, mientras a la vez que disputaba torneos por el país.

En 1999 fue nombrado mejor jugador argentino de pádel por el diario El Clarín, pero poco después todo se torció. Tras viajar a jugar en Brasil, en uno de los desplazamientos sufrió un grave accidente de tráfico que casi le cuesta la vida, lo que le apartó de las canchas durante casi una temporada completa. Muchos pensaron que no volvería a ser el mismo, pero se recuperó.

Ya en 2006 se alzó con el número 1 tanto en Argentina como en Brasil. Después de ello se desplazó a España donde se jugaba el mejor circuito profesional del mundo, el Padel Pro Tour. A partir de ahí consiguió varios títulos hasta alcanzar el número 3 del mundo en 2011.

Ahora parece que Lamperti disfruta tanto de la emoción de una buena mesa de póker como de un partido de pádel y hay quien dice que quizás un día no tan lejano se le pueda ver disputando las WSOP (World  Series Of Poker) en Las Vegas. Está claro que no se le da nada mal y tras haberlo visto ejerciendo de modelo, actor, malabarista y jugador de truco… ya nada se puede descartar.

Sin duda Miguel Lamperti es un deportista que se crece ante los retos y esta es una cualidad fundamental en un juego como el póker. Quién sabe si próximamente le veamos luchar en una mesa por un brazalete de campeón.

Aquí le vemos en acción en las mesas: